Todo aprendizaje busca obtener conocimientos y experiencias nuevas que signifiquen un cambio permanente en la vida de cada individuo, tal y como afirma Ellis Ormond en su libro Aprendizaje Humano (Pearson Educación, 2005). Este aprendizaje ha evolucionado a lo largo de los años para adaptarse al colectivo al cual se dirige y aumentar su eficiencia. 

Es así como surgieron modelos de aprendizaje, siendo la Pedagogía el más conocido. Tal y como definen los expertos en Educación, la Pedagogía es aquella ciencia que considera la educación como su principal interés de estudio, que se diversifica según el tipo de educación que quiere cubrir y cuyas técnicas de enseñanza tienen un nexo común: están centradas en el aprendizaje de los niños y adolescentes.

Durante los últimos años se ha extendido un nuevo modelo de aprendizaje que centra su estudio en orientar la enseñanza a personas adultas: la Andragogía. Esta ciencia, que fue utilizada por primera vez en 1833 por Alexander Kapp (maestro alemán) para referirse a la escuela de Platón, se centra en el autoaprendizaje y motivación interna de cada individuo (Knowles, M. S. (1968). Andragogy, not pedagogy. Adult Leadership, 16 (10), 350–352, 386): 

1. El alumno como epicentro del modelo de aprendizaje:

  • El alumno dirige su aprendizaje eligiendo QUÉ contenido es relevante para su entorno profesional y personal,
  • CUÁNDO quiere aprenderlo,
  • y CÓMO quiere realizar este camino de aprendizaje. 

Por lo tanto, estamos hablando de un contenido completamente personalizado, aumentando así el interés y la motivación gracias a la existencia de una predisposición previa. 

2. Inmersión en el mundo laboral:

En este escenario, la Andragogía está pensada para alumnos que están inmersos en el mundo laboral y que tienen otros estándares de interés o de desempeño frente al aprendizaje. Se requieren, por lo tanto, nuevas formas de acceso flexible a la educación y la Andragogía como modelo educativo representa una alternativa. 

3. El docente como facilitador de contenido relevante para el alumno:

Otro de los puntos que sirve como elemento diferenciador entre estos dos modelos de aprendizaje es la comunicación que se crea entre el alumno y el profesor: en la Pedagogía se crea una relación unidireccional desde el profesor, como fuente de información y tutor del proceso de aprendizaje, hacia el alumno; en la Andragogía, en cambio, el profesor es un facilitador dentro de un modelo participativo, horizontal y flexible.

A diverse group of people talking to each other

Muy en consonancia con la actual tendencia de lifelong learning, en goFLUENT apostamos por un modelo de aprendizaje basado en la Andragogía ya que consideramos el autoaprendizaje y la motivación interna como los grandes impulsores de la enseñanza:

  • Trabajamos con un contenido completamente personalizado, orientado al perfil de los alumnos y a las demandas de los clientes.
  • Realizamos un “mapa de empatía” antes de la ejecución del proyecto para alinear la estrategia de la organización con los conocimientos y necesidades previas de todos sus colaboradores. 

goFLUENT se convierte así en un facilitador de contenido relevante con flexibilidad 24/7: ejercicios de microlearning, contenidos programados y personalización de la formación. 

¿Quieres saber más sobre nuestra formación basada en la Andragogía? Contáctanos en spain@gofluent.com y te asesoraremos. 

Share This