Que los ERTES se amplíen hasta febrero sigue siendo un síntoma de que seguimos sufriendo los devastadores efectos económicos de la pandemia. Sin embargo, desde goFLUENT queremos ver “el vaso medio lleno” y ser partícipes de un movimiento que a la larga esperamos tenga un impacto positivo entre las organizaciones afectadas y sus colaboradores.

¿Y qué mejor que hablar de la formación para tener esperanza en la recuperación? Veamos:

Según la noticia publicada por Cinco Días a principios de este mes, “entre las nuevas condiciones de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por la crisis del Covid, que entrarán en vigor desde el 1 de noviembre al 28 de febrero de 2022, cobran especial relevancia las acciones formativas a los trabajadores. Tanto es así, que las exoneraciones de cotizaciones a la Seguridad Social se vinculan directamente a la impartición de programas de formación a los empleados en ERTE. De tal manera que, en empresas de menos de 10 trabajadores, la exoneración pasa del 50% al 80% si hay formación, y en aquéllas de más de 10 empleados pasa del 40% al 80%”.

Algunas claves:

  • Selección del plan formativo:
    –  Las organizaciones deberán plantearse qué formaciones serían las idóneas en este escenario teniendo en cuenta que “deben ir dirigidas a la mejora de competencias profesionales y la empleabilidad”.
    –  Estas acciones formativas no tienen por qué estar relacionadas con la actividad de la empresa “siempre que atiendan a necesidades formativas reales, como son el desarrollo de competencias digitales y la recualificación de las personas”.
  • Elaboración del plan formativo:
    –  Es competencia de la organización en ERTE decidir qué cursos se van a impartir y a qué trabajadores, debiendo presentar un plan de formación ante los servicios públicos de empleo (SEPE) para su validación.
    –  Los criterios del empleador para elegir quién recibe formación y quién no, deben ser objetivos y no discriminatorios.
  • Elección del agente formativo: según la actual legislación laboral, puede ser la propia empresa quien imparta la formación, una empresa externa como goFLUENT o los servicios públicos.
  • Horas, plazos y créditos:
    –  Se exige un número mínimo de horas de formación en función del tamaño de la empresa: un mínimo de 30 horas para las organizaciones de 10 a 49 colaboradores, y un mínimo de 40 horas para las que tengan más de 50 personas en plantilla.
    –  Los cursos deben desarrollarse durante la reducción de jornada o suspensión del contrato y su plazo de prestación efectiva termina el 30 junio de 2022.
    –  Además se establecen incrementos en los créditos anuales para la financiación de acciones formativas, siendo de 425 €/persona en el caso de las organizaciones con una plantilla de 1 a 9 colaboradores, de 400 €/persona para las organizaciones entre  10 a 49 personas en plantilla, y de 320€/persona para las que tengan 50 colaboradores o más.

Desde goFLUENT contamos con un equipo experto en formación bonificada por lo que si crees que puede ser interesante para tu organización, podemos asesorarte sobre la bonificación de tu proyecto de formación de idiomas. Nosotros nos encargamos de absolutamente todas las gestiones, así que no dudes en contactar con nosotros que estaremos encantados de ayudarte. 

https://www.gofluent.com/es-es/contact-us/

Accelerate Language Language

Share This